Como ya hemos dejado constancia en otros artículos, estamos viviendo una época de incertidumbre en el Derecho de Familia.

Han sido diversos los Juzgados de Familia y Primera Instancia que se han pronunciado sobre el régimen de visitas en esta situación excepcional de confinamiento por la crisis sanitaria provocada por el coronavirus (Covid-19). Sin embargo, no hay un criterio unánime sobre si se deben suspender o no la visitas, sumándose a este desatino el Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía y hasta el propio Ministerio de Justicia.

Aun así, se defienda que se continúe con el régimen de visitas o que se suspenda, la realidad es que si hay conflicto la decisión final será del Juzgado que corresponda y, no olvidemos, que ese Juzgado aplicará los criterios que haya acordado, que no dejan de ser una advertencia del contenido de la mayoría de sus futuras resoluciones sobre el tema de los regímenes de visitas.

Es por esto, que considerando importante la postura de cada uno de los Juzgados, os dejamos los criterios que se han ido dictando hasta el momento y que iremos actualizando.  

Clica en tu provincia o localidad para ver el acuerdo adoptado.


Andalucía

Juzgado Barbate

Juzgado Lucena

Juzgados Cádiz

Juzgados Coria del Río

Juzgados Granada

Juzgados Huelva

Juzgados La Carolina (Jaén)

Juzgados Linares

Juzgados Málaga

Juzgados Marbella

Juzgados Sevilla

Juzgados Torremolinos

Juzgados Vélez Málaga

 

Aragón

Juzgados Zaragoza

Ampliación criterio Juzgados Zaragoza

Asturias

Juzgados Gijón

Cantabria

Juzgados Santander

Castilla la Mancha

Juzgados Albacete

Juzgados Toledo

Castilla y León

Juzgados Burgos

Juzgados León

Juzgados Palencia

Juzgados Salamanca (nuevos criterios abril 2020)

Juzgados Salamanca (anteriores criterios)

Juzgados Valladolid

Cataluña

Juzgados Barcelona (anterior criterio)

Juzgados de Barcelona, modificación criterios 24.03.2020

Juzgados Granollers

Juzgados Lleida

Juzgados Mataró

Juzgados Sabadell

Juzgados Girona

Juzgados Terrassa

Juzgados Vilanova i la Geltrú

Galicia

Juzgados Ourense Juzgados Vigo

Juzgados Vigo

Islas Baleares

Juzgados Baleares

Juzgados Palma

La Rioja

Juzgados Logroño

Madrid

Juzgado Coslada

Juzgado Torrejón de Ardoz

Melilla

Juzgados Melilla

Murcia

Juzgados Cartagena

Juzgados Murcia

Navarra

Juzgados Pamplona

País Vasco

Juzgado Tolosa (Guipúzcoa)

Juzgados Vitoria

Juzgados Bilbao

Valencia

Juzgados Alicante

Juzgados Castellón

Juzgados Elche

Juzgados Orihuela

Juzgados Valencia

Juzgados Villena

 

MBL ABOGADOS, Abogados especialistas en Derecho de Familia en toda España.

Móvil : 606 469 691 – Correo electrónico : bolivar4@mblabogados.com

 

Con la actual crisis sanitaria provocada por el Covid19, vivimos una situación excepcional, que da lugar a diversas dudas, entre ellas las generadas sobre el régimen de visitas y custodias compartidas, para las que carecemos de una regulación legal y jurisprudencial que pueda darnos pautas a efectos de solucionarlas, al no existir precedente alguno a lo largo de nuestra historia de una situación semejante.

En este sentido, en nada nos han ayudado los diferentes criterios adoptados por los Juzgados de Familia y las autoridades en relación a la continuidad o suspensión del régimen de visitas y custodia compartida, creando una incertidumbre entre abogados y clientes debido a los diferentes criterios adoptados por cada uno.

Es por ello que desde nuestro despacho queremos daros algunos consejos prácticos que aglutinan de forma resumida los diferentes criterios de los Juzgados, si bien, buscando la practicidad antes que la controversia en el aspecto jurídico y judicial.

  • EVITAR JUDICIALIZAR LA ACTUAL SITUACIÓN.- Ante la carencia de medios y funcionarios por suspensión de actividad judicial y el colapso que se puede llegar a producir por la interposición indiscriminada de demandas, el tiempo de tramitación de un procedimiento de medidas urgentes (158 del Código Civil) por el interés de los menores puede llegar a ser muy superior a lo normal (eso si la demanda es admitida), lo que de por sí puede hacer inútil el esfuerzo de acudir a la vía judicial, ya que cuando se pueda resolver el asunto probablemente la situación no sea la misma, y se habrá perdido un tiempo que puede ser maravilloso si se emplea en intentar llegar a un acuerdo entre los progenitores, aunque reconocemos que no siempre es fácil.   

Únicamente se debe utilizar la vía del artículo 158 del Código Civil cuando el riesgo para el menor sea importante y haya que solicitar su protección o evitar perjuicios en su entorno familiar.

En este sentido, llamamos la atención sobre que el incumplimiento de las visitas, no es causa del artículo 158 del Código Civil, sino de una demanda de ejecución, que no se encuentra prevista como procedimiento urgente y no se tramitará hasta finalizado el estado de alarma.

 

  • SENTIDO COMÚN Y ACUERDOS.- En este apartado no solo apelamos al sentido común de los progenitores, sino incluso a los profesionales que nos dedicamos al derecho de familia.

          Lo mejor en estas ocasiones es pararnos a pensar que la situación no es la misma que hace tan solo una semana, la alarma es mayor y los casos de infección por coronavirus muy superiores, así como el miedo a un contagio no solo nuestro, sino de nuestros seres queridos. ¿Qué progenitor no quiere proteger la salud de sus hijos, sobre todo en unos momentos como los actuales?

Cada caso es diferente, y la solución que se adopte puede serlo también. Hay casos en los que lo más acertado es que los menores se queden con uno de los progenitores y no se produzcan intercambios por visitas, por ejemplo, por ser más vulnerables por tener enfermedades respiratorias, por tener el otro progenitor un trabajo con un riesgo alto de contagio o incluso Covid-19, por convivir con personas mayores, etc., y en otros casos, lo contrario.

 

En relación a lo que se decida, nosotros aconsejamos :

  1. Si finalmente los hijos se quedan en casa del progenitor con el que estaban cuando se decretó el estado de alarma, consideramos lo más acertado FIRMAR UN ACUERDO ESCRITO, mediante el cual el progenitor que no pueda estar con los menores :

a. Pueda comunicar con ellos por diversos medios : telefónico o audiovisual, en un espacio de tiempo más       frecuentemente de lo establecido en convenio, sentencia o de lo que es habitual en situaciones normales.

b. Una vez acabada esta situación, pueda recuperar los días que le hubieran correspondido estar con sus hijos y que no ha podido disfrutar debido a estas circunstancias. Es importante que para evitar conflictos futuros, se fije, siempre que se pueda, el cómo y cuándo se recuperarán esos días. No olvidemos que el confinamiento incluye las vacaciones de Semana Santa.

c. El progenitor que esté con los menores deberá informar sobre la salud de estos al otro progenitor, esto es algo que se debe presuponer sin necesidad de escribirlo, pero a veces se hace necesario. Aunque reiterando el llamamiento a la coherencia, no es preciso que la información sea cada dos minutos, e incluso cada día si los niños se encuentran bien.

 

  1. Si se decide que se lleven a cabo las visitas, deben hacerse con la mayor coherencia y precauciones posibles para evitar riesgos de contagio, debe imperar la protección de los menores. Reiteramos que la situación actual no es la que existía hace una semana, por lo que :

a. A efectos de evitar traslados continuados de los menores, exponiéndoles a un mayor riesgo solo por unas horas, entendemos que lo mejor es que no se lleven a cabo las visitas entre semana, siendo lo procedente que los progenitores puedan pactar un tiempo de estancia con los hijos de varios días con pernocta, de manera que no solo no se tendrán que realizar cambios de domicilios frecuentes, sino que además ambos podrán repartirse el cuidado de sus hijos.

b. Lo más razonable es que los domicilios de los progenitores estén cerca, evitando así desplazamientos de los menores que conlleven paradas o coger transporte público; y que, en todo caso, las entregas y recogidas se realicen en vehículo privado, previamente desinfectado si se ha llevado a más personas, y de “portal a portal” sin que los niños deban esperar en la calle a ninguno de los progenitores.

 

  1. Desaconsejamos, como han hecho la mayor parte de las instituciones y organismos que se lleven a cabo visitas supervisadas en los Puntos de Encuentro Familiares (PEF), por razones de seguridad del menor, al tratarse de espacios compartidos por más familias.

 

Finalmente, para aquellos progenitores que actúen con mala fe e intenten aprovechar la dramática situación sanitaria para anular las relaciones paterno/materno filiales queremos dejar constancia de lo que algunos Juzgados manifiestan en sus criterios : la situación excepcional en la que se encuentra el país

NO DEBE SERVIR DE EXCUSA NI AMPARAR LA ACTITUD DE UNO DE LOS PROGENITORES DE IMPEDIR LAS RELACIONES DE LOS HIJOS CON EL OTRO PROGENITOR, incluso vía comunicación telefónica o por videoconferencia en el caso de no poder llevarse a cabo las visitas.

 

 

Marta Bolívar Laguna

Abogada

 

MBL ABOGADOS, Abogados especialistas en Derecho de Familia en toda España.

Móvil : 606 469 691 – Correo electrónico : bolivar4@mblabogados.com

En poco menos de una semana, los abogados de familia, hemos tenido que ir cambiando de criterios a la hora de asesorar y aconsejar a nuestros clientes sobre el régimen de custodia y visitas de los menores a medida que se han ido sucediendo los hechos por la incidencia de la declaración del estado de alarma de 14 de marzo de 2020.

Los abogados especializados en esta materia que tenemos casos en toda España estamos siendo “víctimas” de una cascada de decisiones por los diferentes Juzgados de Familia que cuanto menos, nos están confundiendo totalmente, no pudiendo resolver las dudas de un cliente de Salamanca como se las resolvemos a un cliente de Valladolid, Zaragoza, Cádiz o Murcia, por poner algunos ejemplos.

¿Cuál es el problema? Los Juzgados de Familia han empezado a dictar acuerdos y adoptar criterios sobre el régimen de visitas ante la situación excepcional que estamos viviendo resolviendo sobre si se suspende o no el régimen de visitas y la custodia o cómo se deben llevar a cabo ambas, con la sorpresa de que las medidas adoptadas por los diferentes juzgados son dispares, sin ningún tipo de coordinación, lo que nos deja en el aire algunas preguntas como la que planteo como título de este artículo : ¿Es diferente el riesgo de contagio de coronavirus en una ciudad u otra? ¿o hay que estar a cada caso concreto para valora el riesgo de contagio del menor, debiendo permanecer con el progenitor con el que menos riesgo de contagio de coronavirus tenga?

La incertidumbre ha crecido más, si cabe, con la Decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y posteriormente, con la comparecencia del Ministro de Justicia, ambas el pasado viernes 20 de marzo, para acabar rematando con las Instrucciones establecidas por la Fiscalía General del Estado de fecha 22 de marzo, a los fiscales de lo largo y ancho del territorio nacional.

Para intentar resolver este galimatías de criterios e instrucciones, se hace preciso realizar una pequeña cronología sobre estos días pasados.

Todo empezó cuando el viernes 13, ante las inquietantes noticias que llegaban de los medios de comunicación sobre el aumento masivo de casos de coronavirus, los colegios, institutos y universidades decidieron cerrar sus instalaciones enviando a los menores a sus casas, en algunas provincias esta decisión se había adoptado en días anteriores.

En ese momento cunde la alarma entre progenitores/as, decidiendo algunos recoger a sus hijos en el colegio a pesar de no corresponderles o negarse en todo caso a que los menores realizaran sus visitas de fin de semana con el progenitor no custodio.

Y es precisamente, en ese instante cuando los abogados de familia empezamos a recibir numerosas llamadas de nuestros clientes preguntándonos qué debían hacer.

Cierto es que una pandemia como la del coronavirus es totalmente nueva e imprevisible para todos, sin que exista ninguna referencia jurídica previa, y es tal la incertidumbre que te hace pensar rápidamente en una solución que, en mi modesta opinión, no puede ser la misma para todos los casos, pero sí una solución parecida o al menos tener unas bases firmes. Así que lo primero que se hizo fue apelar a la coherencia y sentido común de los progenitores para que llegaran a acuerdos sobre su concreta situación. Pero como suele ocurrir en estas ocasiones, cada uno tiene su propio criterio y no se llega a ningún consenso, aunque tengo que aplaudir a aquellos progenitores que sí lo han conseguido, ya que somos conscientes de que en estos momentos existe un gran miedo sobre lo que podrá pasar, pero ante las adversidades los padres deben intentar permanecer unidos por el bien de sus hijos.

Ante los desacuerdos de los progenitores, las primeras voces en el ámbito del derecho alegaban que debía cumplirse el régimen de visitas por eso del derecho a la tutela judicial efectiva y a la ejecución de las sentencias en sus propios términos, eso sí, siempre salvaguardando la salud de los más pequeños de no llevarlos al parque ni hacer vida social, además de adoptar en los intercambios todas las medidas establecidas por las autoridades sanitarias. Como por ejemplo, hizo AEAFA (Asociación Española de Abogados de Familia) al recomendar “sensatez” a los padres y madres divorciados y el reparto de cargas a la hora de cuidar a los hijos, teniendo siempre en cuenta el interés de los menores.

En estos consejos estábamos cuando con tan solo 24 horas de diferencia el Gobierno dictó el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo (hoy modificado por el Real Decreto 465/2020) por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Lo que hizo cambiar el criterio de muchos profesionales, la crisis sanitaria era más importante de lo que se creía (o nos habían hecho creer). A partir de ese momento comienza un duelo entre los derechos a la tutela judicial, a la ejecución de la sentencia en sus propios términos, a la protección de la salud pública y como no, el principio del interés superior del menor, concretado en este caso en la protección de su salud y en el derecho de éste a relacionarse y mantener contacto con ambos progenitores.

Empezaron a surgir noticias en los medios de comunicación como la del 16 de marzo, que dejaba constancia de que una juez del municipio de Alcorcón había dictaminado que durante la pandemia de coronavirus no era posible el traslado de los menores, ya que según manifestaba no era un supuesto previsto en el Real Decreto 463/2020 como excepción a la limitación de circulación.

Diversos Juzgados a lo largo de España se han ido pronunciado en favor de este criterio, pero también muchos otros lo han hecho en el sentido de mantener el régimen de visitas con una interpretación totalmente contraria, esto es, que el Real Decreto 463/2020, da cobertura al cumplimiento de las sentencias en sus términos manteniendo las visitas al indicar expresamente  en su artículo 7, apartados d) y e) que podrán circular por las vías de uso público aquellos que retornen al lugar de residencia habitual y los que asistan y cuiden , entre otros, a menores, por lo que “se contempla la necesidad de un progenitor de tener que circular por la vía pública para recoger a un menor”.

 El viernes 20 de marzo, el CGPJ, órgano de gobierno de los jueces, adoptó la decisión de que como regla general el estado de alarma no suspende automáticamente la custodia y visitas de los hijos, siendo que las medidas adoptadas en los procedimientos de familia no quedan afectadas por la suspensión de plazos, si bien, no se puede ignorar la existencia del Real Decreto 463/2020, por tanto, por la necesidad de preservar la salud de los hijos y los progenitores sí se pueden imponer, según las circunstancias, la modulación o modificación del régimen de custodia, visitas y estancias existentes, correspondiendo al juez decidir en cada caso sobre esa posible modificación, y remata diciendo que las juntas sectoriales de Juzgados de Familia pueden adoptar acuerdos para unificar criterios y establecer pautas de actuación conjunta.

No muy lejos de este criterio, esa misma tarde, a preguntas de los periodistas sobre el régimen de visitas, el ministro de Justicia, manifestó que el artículo 7 del Real Decreto establece una excepción a la no movilidad por la situación de alarma si se está cuidando o acompañando a un menor (apartado e del mencionado artículo), teniendo en cuenta el derecho de los menores a poder relacionarse con ambos progenitores.

Y finalizando nuestra cronología sobre este tema, este lunes, 22 de marzo, la Fiscalía General de Estado elaboró unas instrucciones generales con el fin de favorecer la unidad de actuación y respuesta de los fiscales para resolver los problemas y situaciones derivados de la actual crisis sanitaria en los casos del ejercicio del régimen de visitas y custodias, adhiriéndose a lo manifestado por el ministro de Justicia : el desplazamiento para proceder a la entrega y recogida de los menores se entiende incluido en el epígrafe e) del artículo 7 del Real Decreto, pero sin embargo, esta excepción deberá ser interpretada de forma restrictiva teniendo en cuenta en todo caso el interés superior del menor que implica garantizar su salud no exponiéndolo innecesariamente a situaciones de contagio, que debe primar por encima de cualquier otro interés, pudiendo decidir el juez competente conforme al artículo 158 del Código Civil.

Eso sí, todos coinciden en que las visitas supervisadas por los profesionales de los Puntos de Encuentro Familiar (PEF) deben suspenderse, por razones de salud de los menores, ya que pueden ser un foco de contagio.

Bien, pues en referencia a todo lo dicho, podemos concluir que no hay una decisión unánime porque aunque el Consejo General del Poder Judicial, la Fiscalía y hasta el propio Ministro aboguen porque se lleven a cabo los regímenes de visitas, como dice el CGPJ si hay conflicto la decisión final será del Juzgado que corresponda y, no olvidemos, que ese Juzgado aplicará los criterios que haya dictado, que no son sino más que una advertencia del contenido de la mayoría de sus resoluciones sobre el tema de los regímenes de visitas, por lo que no tomaría a la ligera la actual posición de cada Juzgado.

(Para teneros informados, a través de nuestra web os iremos publicando  los acuerdos adoptados y que siguen adoptándose por los diferentes Juzgados.)

 

Marta Bolívar Laguna

Abogada

 

MBL ABOGADOS, Abogados de Familia en toda España. Móvil : 606469691

 

 

La actual situación sanitaria ha provocado una incertidumbre en relación al régimen de visitas y custodias compartidas, son numerosas las preguntas que se nos hacen por parte de los progenitores. Ante una situación tan excepcional los Juzgados no han sabido cómo actuar, de forma que según el lugar de España en el que nos encontremos se están adoptando unos criterios un otros, lo que está conllevando una total descoordinación y confusión en los progenitores y en los abogados que nos dedicamos al Derecho de Familia.
El Juzgado de Familia de Salamanca dictó ayer, día 19 de marzo, sus criterios, siendo uno de los más radicales de los dictados hasta el momento, suspendiendo las visitas y la custodia compartida, siempre y cuando no exista un consenso por parte de los progenitores. Criterios Juzgado de Familia de Salamanca (click para ver el documento) 
Nuestra abogada titular, Marta Bolívar Laguna, como presidenta de la Sección de Derecho de Familia del Ilustre Colegio de Abogados de Salamanca (ICASAL), tuvo la oportunidad de hablar sobre estos criterios en relación a la suspensión de la custodia compartida en Salamanca ayer día 19 de marzo en las noticias de La 7 Castilla y León :
En los próximos días os iremos  dejando los criterios que se han ido dictado actualmente por diferentes Juzgados en toda España.
MBL ABOGADOS Servicio Profesional y Eficaz en toda España

En estos momentos tan complicados por la delicada situación de salud que vive nuestro país, hay que ser solidarios, y lo mejor que podemos hacer es quedarnos en casa.

MBL ABOGADOS se queda en casa, pero seguimos a pie de cañón asesorando y ayudando a nuestros clientes y a toda aquella persona que lo necesite.

Para facilitar nuestro asesoramiento y servicio ponemos a vuestra disposición sistemas alternativos de comunicación a través de nuestros :

  • Teléfono móvil y whatsapp: 606 469 691.
  • Skype : Mbl.
  • Redes Sociales como Facebook, Twitter, Instagram o likendin : Mbl Abogados.

No dudes en contactar con nosotros para cualquier consulta, estamos a tu disposición.

MBL Abogados, abogados de confianza.